Animazione Testata

Articoli

LA URBANIZACIÓN SAN FRANCISCO JAVIER

En 1911, el sacerdote español José María Campoamor fundó la sociedad Círculo de Obreros con el ánimo de mejorar las condiciones de vida de los obreros de Bogotá. Después vino la Caja de Ahorros del Círculo de Obreros, y en 1913 se inició la construcción de una urbanización de 120 casas para sus afiliados. Estas solo se daban en arriendo, y se les adjudicaban exclusivamente a obreros asalariados sin propiedad alguna, quienes debían cumplir un reglamento de convivencia y observar sólidos principios religiosos. Dicha urbanización se construyó al sur de la ciudad, en las afueras de entonces, con una serie de particularidades que la hicieron casi autosuficiente y la convirtieron en la primera urbanización para obreros de Colombia y en un ejemplo de construcción social y convivencia, cuya arquitectura y cuyos habitantes, viviendo en una especie de pueblito, forjaron una identidad propia sin intervención del Estado.


LA URBANIZACIÓN SAN FRANCISCO JAVIER
retoño del círculo de obreros (en su centenario)

Rubén Hernández Molina, Universidad Nacional de Colombia

Colombia acababa de celebrar el primer centenario de su Independencia el 20 de julio de 1910. Un mes más tarde, el 30 de agosto, llegó a Bogotá —al colegio San Bartolomé—, de La Coruña (España), un sacerdote de la Compañía de Jesús que se convertiría en el fundador del Círculo de Obreros el 1.º de enero de 1911, día en que también se formalizó una caja de ahorros para los mismos obreros. Según palabras del propio sacerdote, el Círculo de Obreros era “una sociedad —no política— que tiene por objeto atender el perfeccionamiento de la clase obrera en el orden económico, intelectual, moral y religioso”. Se componía de cuatro secciones, cada una de las cuales representaba una de las clases sociales que se quería compensar: primera sección, obreros; segunda sección, obreras; tercera sección, señoras, y cuarta sección, señores. Cada una tenía su propia junta directiva, con independencia de las otras, y sus cuatro presidentes y el padre consiliario conformaban una junta administradora. Todos debían seguir los principios morales cristianos y el lema dictado por el sacerdote: “Dios bendiga el honrado trabajo”. Pasados tres años, en junio de 1913, el Círculo ya le había comprado al señor Raimundo Umaña unos terrenos situados al sur de la ciudad —en el lugar denominado “El Peñón del Aserrío”—, donde se construirían casas para sus miembros. Unos meses más tarde, el domingo 7 de septiembre de 1913 —víspera de la inauguración del Congreso Eucarístico—, todo el Círculo de Obreros recibió la comunión en la iglesia de San Ignacio. “Por la tarde, a la una y media, según estaba anunciado, salió de nuestro domicilio social, carrera 6, número 215, un desfile con dirección al Aserrío, donde se iba a colocar la primera piedra de nuestro barrio obrero”: con estas palabras se dio cuenta de la ceremonia planeada. En el sitio donde se colocó la primera piedra se había levantado un artístico tablado donde el Arzobispo de Bogotá, el Obispo de Tunja, el Ministro de Instrucción Pública, el Alcalde de la ciudad y varios señores y señoras a quienes se había nombrado padrinos de la ceremonia esperaban la llegada del desfile que venía del Centro.

.................continua a leer el contenido en el anexo pdf.

Ultimo aggiornamento: 14/10/2010 15:56

Nš 6-  Edificio en el centro.jpg

N.File AllegatiDim
1FileSAN FRANCISCO_JAVIER_EDA_online.pdf2327 kB
2FileNš 6- Edificio en el centro.jpg140 kB
Per vedere i file è consigliabile cliccare sul nome con il tasto destro e scegliere "Salva oggetto con nome..."


Home | Reti Tematiche | News/Eventi | Link | E-book |Books | Rivista | Credits | Editorial Board | Contatti